viernes, 28 de diciembre de 2012

CARTA A QUIEN SE SIENTA ALUDIDO

Cada día encuentro en la red escritos que reflejan mejor lo que sentimos muchos españolitos. Impresionante.

Reproduzco la entrada del Blog de Mineápolix en "sedefiende"

CARTA A QUIEN SE SIENTA ALUDIDO

Quisiera saber lo que sientes, lo que piensas.

Tu, que tienes el poder de hacer y deshacer a tu antojo.

Quisiera saber lo que sientes cuando haces tanto daño a sabiendas, cuando destruyes vidas y marcas para siempre el futuro de las personas con tus decisiones.

Tú, que investido de tu propia razón, haces lo que crees coherente contigo mismo mientras se te dice, se te pide, se te indica por todos los medios que ese no es el camino correcto.

Y en el fondo lo sabes, pero, bien por la presión "mediatica", bien por no mostrarte débil ante los demás o bien por simple cabezoneria, no das tu brazo a torcer.

Si, es lo que tú consideras coherente, pero es un error.

Y si, según tus propias palabras, no haces política siguiendo anhelos personales sino por el bien de todos, deberías hacertelo mirar.

Porque el bien de todos, posiblemente sea el bien que elige la mayoría, y ese bien no es el que estas haciendo.

Te daría la razón si, en un programa electoral, hubieses plasmado tus intenciones y, aun así, te hubiesen votado.
Pero no ha sido así, y que tu partido gane por mayoría no significa que "la mayoría" este de acuerdo en todo lo que tú hagas.
Y de ahí las protestas, esas que tanto te molestan.
Esas que te joden tanto porque te muestran tus propios errores.
A ti y a todo el que quiera mirar.

Te estamos diciendo que no, que eso no es lo que queremos.
Que si, que votamos a tu partido, que no a ti, pero no votamos a ciegas.
Votamos lo que dijisteis que haríais, no esto.

En ocasiones hay que ser mas humilde y aceptar que no siempre se puede hacer lo que se quiere, sino lo que la mayoría nos piden que hagamos.
Y eso no es un signo de debilidad, antes bien de fortaleza.

Esa fortaleza moral que da el saber que se esta haciendo lo correcto aunque a uno no le guste, porque con ello hace un bien superior.

Esa es la fortaleza que nos distingue a las personas honestas de las que no lo son.

Espero que duermas bien por las noches, porque provocas que los demás no lo consigamos.

Deberías sentirte bastante mal y sentir autentica vergüenza, pero no creo que sepas lo que eso significa.

Haz un gesto de valentía y honorabilidad y da ese paso que la mayoría, la verdadera mayoría, estamos deseando y pidiendote a gritos que hagas.
 

miércoles, 26 de diciembre de 2012

De la marinera navideña

Enel apartado "peticiones al oyente" (en este caso degustante) pongo la receta de Almejas a la Marinera que preparé para la Cena de Nochebuena.

INGREDIENTES:
- 2 kg de Almeja fina.
- 4 cebollas grandecitas
- 2 cucharadas de harina rasas
- 1 dl de aceite de oliva virgen
- 2 dientes de ajo
- 1/2 guindillita (cayena) y no la puse toda.
- 2 hojas de laurel
- Sal y Pimienta recien molida (blanca)
- 2 dl de vino blanco (yo usé verdejo)
- 2 cucharadas soperas de salsa de tomate bueno (mejor casera)
- Agua hasta completar

PREPARACION:

Usar una cacerola de fondo ancho (cuanto mas repartidas queden luego mejor se abrirán)
Poner el aceite a fuego suave, el ajo cortado en trocitos pequeños y la media cayena abierta por la mitad y sin pepitas. Dejar un ratito cuidando de que no se queme el ajo.

Mientras picar las cebollas en trocitos muy pequeños. Retirar los trozos de cayena y añadir al aceite la cebolla picada subiéndolo a fuego medio.
Salpimentarla y añadir medio vaso de agua. Paciencia que aquí está la clave.
Cuando est´é pochada añadimos las dos cucharadas de harina (soperas rasas) y movemos para que se tueste. Añadimos el laurel, el vino y subimos el fuego cuidando que no se agarre. Tiene que hervir un mínimo de 2 o 3 minutos para que pierda el olor/sabor a alcohol.
Añadir dos cucharadas de salsa de tomate frito y dos vasos de agua y pasar bien con la minipimer.
Añadir las almejas con el fuego fuerte hasta que se abran (tienen que etar justo cubiertas, por lo que si falta agua hay que añadirla caliente). Cuando todas estén abiertas apagar.
Si se dejan cocer mucho rato se ponen duras. Están mejor de un día para otro calentándolas en el microondas.
Si la salsa no hubiera quedado suficientemente ligada se retiran las almejas a una bandeja y se las tapa. Se reduce la salsa cociendo y moviéndola para que no se agarre, o si hay prisa con Maicena diluida en agua y dejándola cocer, pero a mi me gusta mas la Maicena Expres que no requiere diluirla y no hace grumos.


sábado, 15 de diciembre de 2012

10 COSAS QUE DEBO SABER COMO PACIENTE DE LA REFORMA PRIVATIZADORA DE LA SANIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

 Fijaros que resumen mas acertado escribe Paloma Perpiñá Lozano. Creo que calca perfectamente la realidad del problema que sufre nuestra sanidad pública.

"10 COSAS QUE DEBO SABER COMO PACIENTE DE LA REFORMA PRIVATIZADORA DE LA SANIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID"

1. El Gobierno de la Comunidad de Madrid pretende que empresas privadas sean las que ofrezcan los servicios sanitarios a la población. También empresas privadas podrán comenzar a gestionar los Centros de Salud. 
2. Será la Comunidad de Madrid la que pague a las empresas para que ofrezcan esos servicios, en vez de ofrecerlos ella misma, cuando su trabajo es gestionar los bienes públicos y no traspasarle esa responsabilidad a terceros, y menos a empresas privadas. 
3. ¿Cuánto le pagará la Comunidad de Madrid a las empresas? No se sabe aún, pero probablemente una cantidad que oscila en torno a los 600 euros al año por cada paciente que tenga como referencia el hospital en cuestión. Es decir, que la empresa cobra al año de la Comunidad igual por un paciente que gaste 50 euros que por uno que gaste 450. Esto tendría sentido si la empresa atendiera a los pacientes que salen caros también, y por ejemplo una persona mayor que gastara 900 euros se compensara con una persona joven que gasta 300. Pero resulta que las personas en nuestro último año de existencia generamos al sistema sanitario el 50% de gasto de toda nuestra vida. Los ancianos son los que generan el grueso del gasto. Por eso la Comunidad de Madrid quiere desmantelar el Hospital de La Princesa tal y como lo conocemos hoy. Para hacer un gran hospital que atienda a los pacientes que no salen rentables a la empresa privada. Así la empresa se quedará con los pacientes que generan menos de 600 euros de gasto al año y ganará mucho dinero, mientras que será la Comunidad (es decir, el dinero de todos) la que sustentará a los que más gasto generan. Es un negocio redondo para las empresas a costa del contribuyente. 
4. Cuando usted vaya al hospital no tendrá que pagar y puede que no note muchas diferencias en la atención que recibe, lo cual no quiere decir que no las haya. La empresa intentará ganar lo máximo posible de esos 600 euros y lo hará de la siguiente manera: pagará menos a los profesionales y gastará menos dinero en pruebas o tratamientos que necesitan los pacientes. Ya no será lo primero tratarle con lo que sea mejor para usted, sino que habrá que contar con el coste, lo que provocará que en algunas ocasiones usted no pueda recibir el mejor tratamiento, para poder maximizar el beneficio de la empresa. 
5.Este modelo ha sido puesto en práctica en otros países y aquí en España, en Valencia y ha fracasado en todos los casos. El Estado ha tenido que recurrir al rescate de las empresas y al final se ha gastado más dinero que si hubiera hecho directamente una gestión racional de la Sanidad él mismo. Meternos en estos momentos de crisis en un proceso como éste sería un error más que empeoraría la ya maltrecha economía. 
6. Este modelo no solamente es más caro sino que además no es mejor para la salud de la población. No ha demostrado que genere mejor calidad de salud ni que la gente viva más. Paradójicamente, se ha observado que la mortalidad es mayor en hospitales privados que en públicos y que gastar más dinero en hospitales públicos reduce la mortalidad más que gastarlo en privados. 
7. Las decisiones en política sanitaria no se toman con las opiniones y con las visiones de cada uno, sino con estudios científicos que demuestren que lo que se quiere implantar es beneficioso. No hay ningún estudio que demuestre que este nuevo modelo sanitario sea más beneficioso que el que hay ahora. 
8. El modelo que tenemos es más que sostenible, solamente hay que hacerle unas reformas (los profesionales las llevamos proponiendo mucho tiempo y la Consejería no nos ha hecho ni caso) para ajustar un poco el gasto. 
9. ¿Por qué estamos en huelga los profesionales de la Sanidad Madrileña? Porque los políticos (como Ignacio González y Javier Fernández Lasquetty) se empeñan en que lo que os acabamos de contar es mentira a pesar de que todos los médicos y demás profesionales sanitarios sabemos que no lo es. Tienen intereses con las empresas que se repartirán el jugoso pastel de su salud. A los trabajadores de la sanidad pública madrileña se les bajó el sueldo un 5% y no hicieron huelga.. se les aumentó el horario laboral y no hicieron huelga.. se les recortó la paga "extra" (de extra nada, el salario se divide en 14 pagas y quitaron una) y no hicieron huelga...llevan años firmando contratos cada 3-6 meses (siendo ilegal) y no hicieron huelga... Qué nadie se confunda!!!!La huelga es para defender el sistema público de sanidad!!!!!!Y se hace por y para los pacientes!!!!!Porque todos somos pacientes!!!!!!!!" 
10. ¿Usted de quién se fía más? ¿De los médicos o de los políticos?"

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Bollo de Jamón y Queso (para Pepo)

Las peticiones de recetas te rellenan el ego, que a veces es muy necesario.
Los entrecots a la pimienta verde, los espaguetti carbonara, las patatas panadera, las migas y como no este bollo facilón, son de esos platos que mis hijos siempre reclaman.
Va por ti Pepo, espero que lo reproduzcas con el nivel de calidad que merece. Que os alimente en las húmedas noches de la Pérfida Albión.

BOLLO/ PUDING DE JAMON Y QUESO

Ingredientes:
Pan de molde sin corteza (o quitársela que es mas barato)
1 bote de leche evaporada (concentrada) tipo Ideal.
3 huevos (4 si son pequeños)
1 blister de Jamón cocido (tipo york o pavo) en lonchas
1 blister de Queso de sandwich (de nata o similar)
sal, pimienta blanca y mantequilla para frotar el molde
Plástico de cocina y un molde alargado tipo pluncake o puding.

Elaboración:
Batir los huevos y mezclarlos con la leche evaporada, salpimentar.
Frotar fondo y paredes del molde con mantequilla, salvo que sea de silicona.
Forrar fondo y paredes con lonchas de jamón.
Poner una capa de lonchas de queso y otra de pan de molde.
Empapar con la mezcla de leche y huevo.
Nueva capa de jamón queso y pan y empaparla con la mezcla.
Repetir hasta completar el molde. Finalizar con capa de jamón.
Si queda mezcla añadirla por encima y pinchar en varios sitios para que entre y se empape todo.
Tapar con plástico, dejar reposar 15 minutos y meter al microondas a tope de potencia.
Si 600W poner 15 a 17 minutos (para 900 W con 12 o 13 minutos vale).
Ojo al destapar que quema.
Se puede tomar templado o frío.
Conservar en nevera (dura 4 o cinco días), salvo que estén mis hijos cerca, en cuyo caso no supera las 24 horas.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Al final manda el bolígrafo (me ha encantado)

Fijaros el texto tan lúcido que he encontrado. Es del Blog de un compañero pediatra.



Al final, manda el bolígrafo
noviembre 30, 2012
Hace unos días, por la tarde, Julia Otero ha entrevistado al señor Ignacio González, Presidente de la Comunidad de Madrid, en su programa de Onda Cero, Julia en la Onda. Esa mañana, Carlos Herrera (Herrera en la Onda) había hecho lo propio con el señor Fernández-Lasquetty, Consejero de Sanidad de la CAM. Sería de agradecer que la cadena esté tan dispuesta a informar sobre el conflicto que vive la sanidad madrileña, si no fuera por los atisbos de parcialidad que se desprenden de ambas entrevistas.
El señor González ha dicho dos verdades: una, que no va a privatizar la sanidad pública; y dos, que los ciudadanos no tendrán que sacar la cartera para pagar la atención que reciban.
Porque lo que pretende el señor González es “externalizar” la prestación de la atención sanitaria, que no es lo mismo. Y en una atención sanitaria pública-externalizada, el usuario final no es el que paga.
Ya nos han explicado y convencido de que es necesario reducir los gastos, y los han reducido todo lo que han podido en el capítulo más fácil de controlar, el coste del personal: han bajado el sueldo más de un 5%, han quitado una paga extra, han cancelado el abono de los doblajes y repartos, han suspendido la aplicación de la carrera profesional, han prolongado la jornada laboral, han quitado días de libranza por antigüedad y moscosos, han reducido la contratación de suplentes, han reducido las prestaciones en caso de incapacidad laboral, han…
Y, aunque menos aireado, seguro que también han reducido todo lo que hayan podido en infraestructuras y gastos corrientes, en mantenimiento de locales, calefacción…
Pero ¡ay señor!, quién pudiera controlar, meterle mano, ponerle freno a ese otro sumidero por el que se va una parte tan sustanciosa del presupuesto sanitario: el bolígrafo. Sí, sí, el simple y sencillo bolígrafo en manos del médico que, con sus decisiones clínicas, decide cuál va a ser el coste de cada proceso que atiende. Si es necesario hacerle una TAC a ese paciente que ha sufrido un traumatismo craneoencefálico o bien se puede esperar a ver qué pasa. Si es necesario tratar a ese niño hiperactivo con un medicamento de liberación prolongada o bien podría ir tirando con la versión normal, que va peor pero cuesta la décima parte. Si se mantiene ingresado a ese anciano con pluripatología que está requiriendo tantos y tan caros cuidados, o bien lo derivamos a “un hospital especializado en ancianos” aunque pille tan lejos de su casa. Si es tan necesario que en los Centros de Salud haya pediatras para atender a los niños. Si…
A los gestores de la sanidad siempre les ha resultado imposible atacar por ahí. Porque el médico de la sanidad pública, con su condición laboral de funcionario, puede tranquilamente enarbolar la bandera de la ética, puede decidir libremente, “según su leal saber y entender”, buscando siempre el mayor beneficio clínico para el paciente, al menos lo que a él le parezca lo más conveniente: le van a pagar lo mismo, ni más ni menos, a final de mes.
Es verdad, si llegara a producirse la “externalización”, los ciudadanos no tendrán que sacar la cartera. Porque, recordemos, hay tres clases de relación médico-paciente:
1) La medicina privada, en la que el paciente paga directamente cada uno de los costes, y muchas veces se encontrará más satisfecho cuantas más cosas -y más caras- le hagan, es la medicina de la complacencia (el médico se esfuerza en complacer al paciente), del “cuanto más, mejor” (el médico, cuanto más hace, más gana).
2) La medicina pública-externalizada en la que el paciente no paga, pero su atención siempre es un saldo negativo para el prestador del servicio, el médico se esfuerza en complacer a su empleador, es la medicina del “cuanto menos, mejor” (cuanto menos hago, menos pierdo), y
3) La medicina pública de prestación pública, en la cual el médico se esfuerza en complacerse a si mismo al procurar el mayor beneficio clínico para el paciente (no quiere decir que siempre lo consiga), es la medicina del “cuanto mejor, mejor“, que deja en segundo plano -sin despreciarlos, solo en segundo plano- tanto los costes económicos como la simple “complacencia” del paciente.
Así que si llegamos a tener la desgracia de que la sanidad pública sea gestionada con criterios mercantiles, con la vista puesta en el beneficio económico más que en el beneficio del paciente, los usuarios recibirán un servicio mucho peor, porque el bolígrafo del médico estará lastrado por las consecuencias económicas y laborales que sus decisiones puedan tener sobre si mismo, sobre sus ingresos y hasta sobre su estabilidad laboral, y así, seguramente, muchos médicos tendrán que arrinconar la bandera de la ética. Y, en realidad, es muy posible que algún paciente acabe decidiendo pagarse por si mismo el TAC que no le han pedido o el medicamento de liberación prolongada que no le han prescrito. Es la única forma de que la sanidad pública sea rentable, así sí se podrá prestar incluso con la reducción presupuestaria del 15% prevista para 2013. Y aún sobrará para beneficios.
También se ha dicho que la huelga del personal sanitario es injustificada y sólo se debe a motivos laborales. Aquí el señor Lasquetty, que es quien lo ha dicho, no ha dicho la verdad.
Más arriba se han descrito hasta ocho afrentas económico-laborales que el personal sanitario de la Comunidad de Madrid ha sufrido en los últimos tiempos, y por ninguna de ellas han protestado. Si por algo se caracteriza este gremio es por su individualismo y su incapacidad para unirse en reivindicación de derechos laborales. El personal sanitario de la CAM, y en particular los médicos convocados por la AFEM, está en huelga indefinida, ejerciendo una fuerza tan inusitada, alcanzando una unión y una firmeza tan sorprendentes, porque su huelga es una huelga ética, porque lo que reclaman es la independencia clínica, lo que reclaman es la propiedad del bolígrafo. Creo que debemos apoyarles, y recordar al señor Lasquetty que si está en el puesto que está, es para gestionar la sanidad, no para quitársela de encima. Y si no sabe, que deje a otro.

Pedro Iglesias Casas, pediatra de atención primaria.

sábado, 1 de diciembre de 2012

YO SI SE POR QUÉ NO SOMOS RENTABLES, PERO ELLOS NO SABEN QUE NO SOMOS TONTOS


No quiero entrar en polémicas filosóficas sobre si es Privatización, Externalización de la gestión de los hospitales, Centralización de los laboratorios o más bien “Deslocalización” como con la confección o algunas fábricas.
Me van a acusar de “médico” y por tanto parte interesada. Pues sí, soy médico y parte interesada en que nuestra sanidad siga siendo de las mejores del mundo. Por supuesto que cobro un sueldo y unas guardias (que a mis lomos me las gano trabajando y después de un montón de años de formación y estudio continuo) pero también soy paciente, y cuando mis padres han tenido problemas de salud o mi mujer dio a luz a mis dos hijos no me lo pensé ni un instante.
¡Al hospital público!
Para cuestiones banales y conseguir una atención hostelera más fina, si que se puede ir a la privada, pero como se complique….

Pero vamos por orden. Primero analicemos los términos según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (o ¿alguien cree que no es una fuente digna de servir de referencia?).
“Externalización de la actividad sanitaria en 6 hospitales, utilizando el
modelo de concesión”
La palabra “externalización” no está registrada en el Diccionario. Por tanto nos están proponiendo una medida basada en un concepto cuando mínimo “no claro”. No se atreven a hablar de privatización porque es políticamente incorrecto y en todas las intervenciones que hacen en los medios afines nos acusan de mentir.

Privatización

Privatizar

Si no es esto lo que quieren hacer con los Nuevos Hospitales, que venga Dios y lo vea.

Pero el subconsciente es muy traicionero. Ellos mismos lo definen en un párrafo posterior cuando hablan de los servicios no sanitarios:
A partir de ahora y de manera progresiva, estas funciones serán desempeñadas por medio de empresas de servicios“.
“Señor González, VÁYASE”, como escuché a una irónica compañera en la manifestación la otra noche. No nos quiera engañar más a los madrileños que somos gente de bien.

Respecto a los laboratorios (medida que por mi especialidad me afecta más directamente desde el punto de vista laboral y por supuesto como paciente) el plan de “Sostenibilidad” dice:
“Concentración de laboratorios para aprovechar economías de escala
Se prevé concentrar, en un número reducido de hospitales, la mayor parte de los procesos de laboratorio de rutina, aprovechando que dichos hospitales han modernizado su tecnología, y pueden absorber un volumen mucho mayor de pruebas de laboratorio, generando importantes ahorros. No está prevista la externalización de esta actividad, simplemente se trata de concentrarla.
No obstante, en todos los hospitales continuará habiendo servicios de laboratorio para atender la demanda interna.”

Empezamos de nuevo con el Diccionario de la RAE:
SOSTENIBILIDAD:


Un plan para hacer la sanidad “Sostenible” debe partir de dos premisas:
La primera es “que no se requiera ayuda exterior”, y que yo sepa las grandes empresas de atención sanitaria privadas no forman parte de la administración pública (aún).
La segunda es “sin merma de los recursos existentes”. Se les llena la boca (hasta el babeo) de decir que el mejor recurso que tienen son sus profesionales, pero quieren prescindir de muchos de ellos.
Lo enmascaran en “no renovación de contratos temporales”, de momento no quieren que se hable de despidos ni EREs, pero ya han preparado la norma con anticipación. Todo es cuestión de tiempo.
Cuando intentamos ver por qué no somos rentables, buscamos datos de fuentes fiables y públicas, porque señores la administración está obligada a hacer públicos y accesibles los datos estadísticos, labor ardua e ingrata. Probar buscar ratios de incubadora por cama hospitalaria. Yo solo he encontrado publicado en el Instituto Nacional de Estadística hasta el 2006

Los hospitales del Sistema Nacional de Salud tienen 1 incubadora por cada 40 camas (2006)
Los hospitales privados con ánimo de lucro tienen 1 incubadora por cada 73 camas (2006)

A lo mejor por eso no somos rentables. Es vox pópuli que cuando un parto se complica y el niño es bajo peso, pre término, o con problemas ZAS ambulancia y a la pública. Así no hay quien sea rentable.
Los partos múltiples (casi todos de los programas privados de reproducción asistida) se atienden mayoritariamente en la pública porque son de alto riesgo. Así no hay quien sea rentable.
En el último informe que he podido localizar, del mismo instituto, donde compara pública con privada (2005) podemos también ver datos curiosos:

Por cada 100 pacientes fallecidos en los hospitales públicos del Sistema Nacional de Salud se realizan 4,19 autopsias (con interés científico). Se utiliza como indicador de calidad. Más calidad cuantas más autopsias se hagan. Así se incrementa el conocimiento.
Por cada 100 pacientes fallecidos en los hospitales privados con ánimo de lucro, se realizan 0,84 autopsias. Pero según ellos la externalización será sin merma de la calidad….

La ratio de personal sanitario por cama es de 2,74 en los públicos del Sistema Nacional de Salud, frente a 1,17 en los hospitales privados con ánimo de lucro.
Así no hay quien sea rentable. Es mucho más barato poner una cama plegable para el acompañante que dotar de personal suficiente para que el familiar se quede si puede o quiere. No por obligación.
Para no reiterarme mucho os pongo una tabla comparativa que habla por sí misma:

La fuente de los datos es la misma.  

 ¡¡¡ASÍ NO HAY QUIEN SEA RENTABLE!!!.
Pero es que a la población votante, a lo mejor, no le interesa que sea rentable.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Noticias frescas

Su Santidad el Papa ha dicho que en el portal de Belén no hay buey ni mula.
Su Santidad el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decretado que en los hospitales no habrá laboratorios.

Yo, como ciudadano, desde ahora insumiso, declaro y propongo el eslogan:

"Ni un solo Belén sin Mula ni Buey, ni Hospital sin Laboratorio"

Cualquier ciudadano de bien, o comerciante de pro que se quiera adherir puede imprimir el eslogan en letras grandes y adherirlo a su ventana o escaparate.


Desde fuera y desde dentro

Os copio el texto publicado en "noticias de Madrid, Henares y Guadalajara". Me parece uno de los mejores resúmenes que se han hecho hasta ahora del conflicto creado por la Consejería de Sanidad.
(o ¿podríamos decir conserjería?)
http://www.diariodelhenares.com/noticia/51673/madrid/madrid/desde-

Madrid - Madrid
DESDE FUERA
Artículo De Opinión
Desde fuera es un imponente edificio de color gris. Donde antes solo había campo ahora hay un hospital.
Desde fuera, según te vas acercando, notas que pasa algo.
Hay sabanas con frases escritas (SE VENDE HOSPITAL), (LA SANIDAD PUBLICA NO SE VENDE, SE DEFIENDE) lo que va dando una idea de lo que ocurre.
Desde fuera, al llegar a la puerta, los carteles, las pancartas, los slogans, las pegatinas, lo ocupan todo, y sobre media mañana ocurre algo.
Un buen número de personas ataviadas con distintos "pijamas" de colores se reúne en el exterior. Azules, amarillos, verdes, blancos.
Desde fuera no se sabe muy bien quién es quién, pero parece que todos tienen el mismopj problema.
Desde fuera se escucha decir que la sanidad debe ser publica, que no es algo con lo que se deba hacer negocio, que con la privatización perdemos todos...
Desde fuera no se ve muy bien cuál es el problema. A fin de cuentas nadie va a tener que pagar por la atención sanitaria, sea su gestión pública o privada.
Desde fuera parece que esta "rabieta" de los sanitarios es el recurso del pataleo.
Y como desde fuera no tenemos todo el escenario a la vista, nos colamos dentro para tener una perspectiva más amplia.
Desde dentro todo cambia.
Desde dentro se puede ver el trabajo que día a día realizan los profesionales de la salud.
Desde dentro se puede oír que el principal tema de conversación no es la pérdida de algunos puestos de trabajo ni de algunos "privilegios", sino la preocupación por el declive de la calidad de la asistencia sanitaria.
Desde dentro se ve cómo cientos de profesionales, de forma libre y sin depender de presiones sindicales ni políticas, han dejado a un lado su vida, sus familias, sus hobbies, sus amigos, y el día en que conocieron la noticia decidieron dar un paso adelante y plantar cara.
Desde dentro puedes ver como se han ido organizando, cómo han ido llamando a las puertas necesarias y adecuadas para dar a conocer su mensaje.
Puedes ver a médicos reconvertidos en "community manager" recopilando información y distribuyéndola a través de redes sociales, puedes ver DUE,s (enfermer@s) dando ruedas de prensa y hablando frente a una cámara de televisión, auxiliares diseñando carteles y pancartas, técnicos, fisioterapeutas, todos ellos moviéndose en el mismo camino.
Desde fuera se ven los carteles, se oyen los gritos y las canciones, se vé gente moviéndose, pero desde dentro se aprecia el trabajo, la dedicación, la preocupación, los nervios.
Desde dentro se ven cosas que desde fuera no se aprecian en su totalidad, pues todos estos profesionales de la salud no están de vacaciones, no son liberados sindicales y no dejan de hacer su trabajo.
Desde dentro los ves llegar por la mañana entre una nube de pitidos de "whatsapp", con el móvil en la oreja ya echando humo, aun con el sueño de la noche anterior pegado en los parpados.
Desde fuera ves un cambio de turno.
Desde dentro ves un cambio de actividad.
El que sale de trabajar entra a luchar, y el que entra a trabajar está apoyando al que está luchando.
Desde fuera ves que en la entrada principal, frente a una mesa llena de hojas, hay personas solicitando tu firma, tu apoyo a sus protestas.
Desde dentro ves un salón de actos convertido en centro de control de las distintas áreas en las que se están moviendo.
Desde fuera podrías llegar a pensar "mira estos, en vez de estar trabajando se dedican a montar este fregado".
Desde dentro comprendes que nadie ha dejado de trabajar, sino que están trabajando tres veces más.
Y entonces lo ves.
¿Por qué son los sanitarios los que están protestando?
Porque nadie mejor que ellos sabe cuál es, cual va a ser el problema, porque tú lo ves desde fuera pero ellos lo ven desde dentro.
Porque gran parte de su lucha consiste en informarnos a los pacientes y usuarios de la sanidad pública de lo que se nos puede venir encima.
Porque sí, algunos de ellos van a perder su puesto de trabajo y otros van a ver modificadas notablemente sus condiciones laborales, y eso también en una noble causa por la que luchar.
Desde fuera se vé a estas magnificas personas dejándose la piel, la vida e incluso la salud por hacernos llegar un mensaje.
Desde dentro se piensa que cuando el mensaje llegue a todos sus destinatarios, muy probablemente no hará falta continuar con las movilizaciones, pues más que ellos, somos los ciudadanos los que continuaremos la protesta.
Desde fuera podría pensarse que los sanitarios tienen un problema, pero... eso es un error.
El problema lo tenemos los usuarios del sistema sanitario.
Médicos, DUE,s, auxiliares, todo el personal sanitario es bastante probable que se vaya a trabajar a otro sitio. Con mejores o peores condiciones, de acuerdo, pero lo harán.
Los ciudadanos no. Los ciudadanos tendremos que seguir asistiendo al centro hospitalario que nos dejen, sea de gestión pública o privada, y allí sufriremos o soportaremos lo que nos hayan dejado.
Cuando una enfermera pase por nuestra habitación con los guantes de látex puestos, quizá tengamos que preguntarnos si esos guantes acaban de salir de una caja o si llevan en sus manos varias horas para que a final de mes la cuenta de resultados de su departamento de un resultado positivo en última línea.
Cuando llevemos a nuestros hijos a urgencias y tengamos que esperar a que un saturado profesional pueda llegar hasta nosotros para limpiar la sangre y dar algunos puntos, pocos por supuesto, que son caros, pensaremos si preferíamos que nuestros impuestos hubiesen pagado algún sanitario más en vez de rescatar bancos, pagar deudas o ipads de diputados.
Y no es que vayamos a tener un peor trato por parte de los profesionales de centros privados, pues quien es un profesional lo es siempre.
Pero a ese profesional no le van a dejar hacer su trabajo con la misma soltura que antes, pues tendrá límites en el uso de medios y tendrá que justificar cualquier material, además de trabajar jornadas maratonianas que no le dejaran responder con la misma soltura.
¿Derroche de medios?
Por favor, si algún día estoy ingresado en un hospital, sangrando en una sala de urgencias, esperando en la antesala de un quirófano... por favor, derrochen medios.
Desde fuera se ve la lucha de los profesionales de la salud.
Desde dentro se ve la lucha por la sanidad, y eso, amigos y vecinos, no es patrimonio de los profesionales; es un derecho de todos los ciudadanos.
Desde fuera deberíamos sentir orgullo y admiración por ellos y apoyar cada unos de sus movimientos a sabiendas de que no es su lucha; debería ser la nuestra.

domingo, 18 de noviembre de 2012

La Marea Blanca convertida en Tsunami en Madrid

Hago un alto en la relación de mis correrías por Portugal para hacerme eco de la manifestación pacífica que se ha desarrollado hoy en Madrid.
Convocada por la"Plataforma de trabajador@s y usuari@s de los hospitales de la Comunidad de Madrid en contra de la privatización de la sanidad".

 No tiene (ni queremos que tenga) connotaciones políticas ni sindicales.
El movimiento es espontáneo y asambleario, surgido en todos los centros sanitarios públicos dependientes de la Comunidad Autónoma de Madrid, ante las medidas de recorte y privatización anunciadas en el Proyecto de Ley de Presupeuestos 2013 de la Comunidad.

Se anuncian desapariciones de centros sanitarios como Cardiología del Pabellón VIII de la Universidad Complutense de Madrid.

Se anuncian remodelaciones espeluznantes de algunos hospitales como el Carlos III que quedaría convertido en un Centro de Larga Estancia (Terminales) apesar de tener uno de los mejores servicios de Microbiología y la Unidad de Medicina Tropical de referencia.

También La Princesa sufrirá un cambio en su utilización, pasando de ser uno de los hospitales punteros en Inmunología, Digestivo y Hematología Clínica para convertirse en un Geriártrico. Dejando a la población actualmente asignada sin hospital de referencia próximo. Imagino que los repartirán entre otros centros....
Sufrirá la formación de residentes, los proyectos de investigación y se tirarán a la basura inversiones tan costosas como sus "salas blancas para transplante de médula" .

Se amenaza con la privatización de los 7 nuevos hospitales que se abrieron sin necesidad real estudiada hace unos años por ellos mismos, generando caos en la estructura madrileña.

Desmantelan el anillo radiológico, del que tanto fardaron antaño, porque su estructura les impide la privatización que pretenden.

Desestructuran los laboratorios pasando a centralizarlos en solo cuatro hospitales (dicen que de momento solo las muestras que provienen de los centros de salud, pero mañana serán las de las consultas y pasado los ingresados.) Esto generará un incremento desmesurado de tráfico de muestras potencialmente infectocontagiosas recorriendo nuestras calles. Hará disminuir las plantillas en un porcentaje nada desdeñable. y rellenará los bolsillos de sus amigos y familiares, gestores de las empresas concesionarias de las nuevas fórmulas privatizadoras.
 Mas rentables que el actual modelo, si, para sus bolsillos. Para los trabajadores NO, y en último pero mas importante lugar NO para la salud de los madrileños que van a ver recortadas las prestaciones que les da el actual sistema.

 Esto entre otras medidas de recorte.

 AGARRAROS LOS MACHOS que vienen estos chicos.

El seguimiento ha sido masivo. Algo mas de los 200 o 300 que el gobierno de la comunidad querrá hacer creer a los madrileños.

No sabría contarlos. Pero garantizo que la densidad de indignados blancos que se observa en la foto se mantenía a lo largo de todo el recorrido.
Cuando la cabecera llegó a Sol yo estaba todavía en Cibeles y el gusano de batas blancas llegaba por un lado hasta Atocha, por otro lado ocupaba el Paseo de recoletos y no se veía el fin.
De Alcalá llegaba otra mare pero la Puerta de Alcalá impedía ver su final.

Ponía los pelos de punta. Todos con un único objetivo: paralizar las medidas que nuestros "desastrores" (gestores desastrosos) quieren implantar.

Aquí vemos una de las cabeceras que confluyeron en Atocha (la de Vallecas y otros centros de la zona sureste)

El ambiente en reivindicativo-festivo, pero con un fondo de tragedia.

Muchas familias van a ver sus ingresos recortados para que unos pocos se enriquezcan con la sanidad madrileña.

Muchos pacientes han acudido a respaldar el movimiento, aunque una gran parte de la población no es consciente de lo que se avecina. Nuestros políticos tienen la desfachatez de hacer declaraciones estos días diciendo que "no hay cambios, el paciente seguirá acudiendo con la misma tarjeta sanitaria, ¿y que mas le da a el quien pague al médico?"


Lo que no le dicen es que las decisiones puramente economicistas van a reinar.... Es mucho mas barato y con menores tasas de reingreso y complicaciones el amputar un brazo seccionado en accidente, que intentar reimplantarlo y rehabilitarlo para poder mantener una buena parte de sus funcionalidades. Si se amputa, la órtesis (brazo postizo), es mas barata y cofinanciada solo en parte (de momento).......Es solo un ejemplo.

Fijaros que tambien había pacientes.


Abundaba la cartelería
junto con eslogans alusivos a la privatización y los recortes.

Con los cánticos se podría editar una monografía...









 Que si:
"Un bote, dos botes, de Capio el que no bote"...

Que si:
Todos los sanitarios tenemos un deseo.
Que para la Privada no haya dinero.
Dinero por aquí.
Dinero por allá.
La pública pa'lante.
Privada pa'trás.

¡Y dicen que la pública está mal organizada.....!

Los compañeros han agudizado el ingenio hasta límites insospechados.


































Había pancartas de hospitales, de los laboratorios de los hospitales de algún grupo adherido como los YAYOS DEL 15 M, y pacientes que de manera individual se adherían.

Mis compañeros tambien estaban





Gracias a todos por vuestra participación, y a mi familia y amigos que me han apoyado.






domingo, 4 de noviembre de 2012

TransPortugal, segunda etapa

Hola de nuevo.
Iniciamos la jornada, tras el desayuno consabido de magdalena y café,  con un paseo por las ruinas del castillo de Outeiro.
Luego retomamos el track pero inmediatamente Antonio divisó una subida empinada a la margen contraria del Arroyo   y preparamos un bucle para acceder y retomar luego el camino original.

Después del bucle continuamos pista


Pasamos gran cantidad de castañares, pero con erizos ridículos. Castañas chiquitísimas que no valdrían ni como alimento del ganado.
Los castaños tenían botellas colgadas del tronco y pensamos si estarían curándolos.

En Vimioso compramos pan y agua mineral. Primera sorpresa. 1.5 € una garrafa de 5 L y 8 panecillos.
Siguen teniendo precios inferiores a los nuestros. Un café 0.7 €, un refresco o cerveza 0.6 €

 En lo alto del pueblo visitamos una torre de vigilancia montada sobre un aljibe / depósitode agua, probablemente medieval.
Se nos puede ver luciendo las camisetas del viaje a Marruecos SS2012











Luego llegamos a un prado y vimos un pueblo abandonado
Fijaros que columnas para sujetar el tejado de las casas. De una sola pieza.
Cuando Antonio revisa la ruta, esta seguía por una bajada ligeramente inclinada. Me manda a inspeccionar.
¿Por ahí vamos a bajar?

 Pues si....
video





 .

A la hora de comer llegamos a una pista que recorre la ribera del Río Angueiras. Hicimos alto para almorzar

Tomamos un fantástico bocata de queso tierno y fuet, con pan reciente y blandito portugués. Toda una delicia. Manzana de postre. Y siesta...
Esto si que es "Pura Vida" como dicen los costarricenses.



Aquí encontramos el primer puente artesanal de piedra. Una preciosidad que se repitió varias veces a lo largo del camino





















Podemos apreciar los contrafuertes para apoyar los embites del agua, y aguas arriba piedras para romper la fuerza de la corriente. Así que han durado años.






Ya se acerca la noche y acabamos la jornada en un mirador del Duero con unas vistas fantásticas.




Ya solo las vistas merecian la acampada.
Cenamos una menestra de verdura con huevos cacidos y ventresca de atún.
Paseo nocturno por los alrededores del mirador y a dormir.

Continuará.